Elige… ¡por ti!

Quisiera recordar el año, el día y la hora, sin embargo solo llega a mí que tal vez era el 4to o 5to Semestre de la Carrera de Ingeniería en Sistemas, la materia Programación Orientada a Objetos, el último intento por aprobarla después de cursarla por segundo semestre y una laguna mental en mi cabeza de ahora como salgo de está. No había marcha atrás estaba ahí con un programa que no entendía y con las palabras de mi profesor dando vueltas en mi cabeza:

¡¿Qué hace usted en Ingeniería en Sistemas?!

Salí de ahí esa mañana, reprobada y con la consigna de que de no acreditar el examen en dos intentos más estaría fuera de la carrera.

Close-up Portrait of Woman

¿Qué sería de nosotr@s si hiciéramos caso a algunos, varios o a todos los que nos dicen que no podemos?… Ese día daba de vueltas mi cabeza: ¿y si me equivoque?, ¿y si no termino? … ¡ tantos “y si…”!

La verdad es que entre tantas opciones solo puedes elegir una, y tomar la responsabilidad de las consecuencias de tu elección: ¡Yo elegí seguir!

El 16 de mayo de este año tuve la oportunidad de regresar a la escuela que me formó por invitación de un amigo de generación que ahora es Catedrático, me pidió compartir mi experiencia con un grupo de chicas de la materia de Sistemas Embebidos.

¡Oh sorpresa!, ahí estaba yo 15 años después frente a unos rostros que me dejaron ver mi reflejo. Mi amigo sentado en el que hace años fuera el lugar del profesor que dudaba mi permanencia en la carrera…

Si alguien ese día que reprobé lo hubiera predicho, que regresaría, no lo hubiese imaginado. El profesor les comentó que cambiaría la revisión de la práctica por la visita de su amiga, ahora Ingeniera; le interesaba inspirarlas a continuar trabajando por ellas mismas. 

(El cambio de la revisión a la plática les daría 24 horas más para hacer que su práctica funcionara.)

Al estar frente a ellas repasé el camino recorrido, las emociones, experiencias. Los mensajes que encontré fueron:

  • Elige, afuera de la escuela nadie elegirá por ti o sí, si tu lo permites.
  • Todo lo que escuchas, te dices o dicen sobre ti son solo etiquetas las cuales si tu crees en ellas son la realidad o no, tu elige.
  • La escuela fue un gran buffet donde tuviste la oportunidad de experimentar, algunas materias te agradaron, otras no tanto; ahora que estés afuera decide y elige aquella opción que te acerque a la realidad de lo que te guste y en lo que te volverás de las mejores.
  • Después de la escuela, ese gran espacio contenido donde durante años viviste el laboratorio con muchas pruebas; viene la vida, un laboratorio aún más grande donde si te lo propones harás los mejores descubrimiento de TU VIDA. Si, de tu vida… elige tu camino…
  • Todo puede tener un inicio y un fin siempre que tu lo elijas: Puedes ser empleada para una Pyme, Corporativo o Gobierno; ser madre o formar una familia, dejar de trabajar o volver a trabajar en lo que estudiaste o en una nueva actividad pero elige tú, siempre elige u otros lo harán por ti… o la vida lo hará por ti…

Leave a Reply