Melina Massnata

Emprendedora social en tecnología y educación y apasionada del arte digital. Co-fundadora de Chicas en Tecnología

Meli nos contó todos los detalles de “Chicas en Tecnología”, una organización sin fines de lucro que desde Argentina fomenta la inclusión de niñas y mujeres en esta industria; y nos compartió su visión sobre la participación de las mismas en el área.

Si eres nueva en esto y crees que una carrera de tecnología no es para ti porque es aburrida, para nerds o porque NO te gustan las matemáticas ¡Te invitamos a leerla! sus consejos te van a sorprender y sobre todo, te van a encantar:

Chicas en Tecnología

Melina: Chicas en Tecnología inició hace 3 años, con el objetivo de entender el momento clave en el que las mujeres pierden el interés por estudiar tecnología o algo relacionado con STEM, y hacer algo para corregir la situación. El movimiento está enfocado a chicas entre 13 y 16 años. Trabajamos por aportarles inspiración y propuestas de estudio, trabajo y emprendedurismo para que tengan una visión de la tecnología como algo novedoso y no aburrido, porque en esta industria nada se va por un camino normal. Queremos empoderar a la próxima generación y para eso es que les acercamos un abanico de respuestas.

En el camino para cumplir nuestro objetivo diseñamos distintos programas, uno se llama “Programando un mundo mejor” y el otro se llama “Clubes de Programación”, en los cuales en muy poco tiempo y trabajando intensamente, le enseñamos a las chicas a programar para resolver problemas de sus comunidades, claro que en el proceso no aprenden únicamente eso, sino también de marketing, empoderamiento de su voz, como llevar una idea a la realidad, etc., además de alentarlas a ver la programación como un nuevo lenguaje o herramienta para crear universos.

La idea también es que aprendan a manejar las exigencias culturales a las que se enfrentan y aprovechen la tecnología para solucionarlas.

Detrás de Chicas en Tecnología hay un gran trabajo colaborativo que juega un papel muy importante, porque a veces cuando las mujeres tienen un rol de poder tienden a imitar un tipo de liderazgo masculino, así que nos esforzamos por cambiar eso, por crear nosotras nuestro propio tipo de liderazgo desde cero, entender: ¿Qué es?, ¿Cómo se trabaja? y ¿Hacia a donde va?

Estos son algunos de los pilares con los que trabajamos. Resumiendo, podríamos decir que en realidad lo que lo que hacemos, es apoyar a las chicas para que se vuelvan RockStars de sus comunidades y ayuden a solucionar problemas sociales sacándole provecho a la tecnología.

A veces se juzga a los adolescentes como flojosse tiene la idea de que únicamente quieren estar detrás de un celular y que no les interesan las cuestiones sociales, cuando el problema en realidad somos nosotros los adultos, pues no nos acercamos a ellos a preguntarles sus miedos, dudas o preocupaciones, y si a pesar de eso ellos se interesan en un problema, lo menos que podemos hacer  es darles las herramientas necesarias para resolverlo. Eso es lo que buscamos con nuestros programas.

La comunidad se conforma actualmente de más de 300 chicas que trabajamos por fortalecer lenguajes de programación, dar a conocer el cruce de la tecnología con otras áreas como arte o salud, trabajar en emprendedurismo y facilitarles oportunidades. Por ejemplo, les enseñamos a estructurar su CV y desarrollar habilidades que las acerquen al mundo laboral, no queremos que piensen que lo mejor que puede pasarles a los 18 años sea trabajar en un McDonald’s ja ja. Es un camino crítico pero sabemos que es posible.

Uno de los aprendizajes más importantes que tuvimos últimamente, fue que tenemos que empezar a trabajar también con la sociedad. De nada sirve que las chicas se esfuercen y regresen siendo RockStars si van a encontrarse con resistencia al cambio o poco apoyo de parte de sus comunidades.
Hacemos muchos esfuerzos para cambiar los ecosistemas y que no sea en vano la labor de todos los movimientos que apoyan la causa (la inclusión de mujeres en TI).

Queremos poner en el mapa a las mujeres latinoamericanas de TI.

“De Latinoamérica para el mundo y no al revés”

TemachTIani: ¿Cómo inició todo?
Melina: Fue muy chistoso porque no nos conocíamos antes de esto, nos unimos por una iniciativa global en la que estábamos participando.

Esa iniciativa apuntaba a crear una red de mujeres consagradas en tecnología, y la realidad es que nosotras no nos sentíamos así, como mujeres consagradas ja ja, así que platicando surgió la idea de crear programas de Latinoamérica para el mundo, y no al revés. Con esto me refiero a que a veces se tiene la idea de que la tecnología únicamente nos llega, pero no tomamos en cuenta que nosotros también la podemos crear y hacer llegar a otros.

Nuestra principal inquietud fue que en proyectos tecnológicos y hasta en programas de educación con ese enfoque, los que toman las decisiones son hombres la mayoría de las veces, aún cuando los consumidores serán mujeres. Así que decidimos luchar con los estereotipos, comenzamos a delimitar los programas y fuimos creciendo de poco a poco.

Y fue muy curioso porque las 4 venimos de entornos muy diferentes, Sofía es del sector emprendedor-tecnológico, Mariana es del entorno de diseño UX y programación, Carolina está en programación y en mi caso, yo trabajo en educación y tecnología. En el camino se fue sumando un equipo colaborador y un staff de 14 personas que nos ayudan con posicionamiento y desarrollo estratégico. También contamos con un equipo de 92 personas con un perfil muy alto de TI.

Te hablo de todos ellos porque es importante mencionar que uno va creciendo, pero lo hace gracias al apoyo. Creces gracias a los otros.

Trabajamos para que levantes la voz desde donde estés y te sumes a transformar la situación.

TemachTIani: Muchas y muchos tenemos la inquietud de luchar con los estereotipos pero no sabemos por dónde empezar, ¿Qué recomiendas tú?
Melina: Primero se tiene que trabajar con el posicionamiento de los medios.

Cuando las niñas pierden el interés por estudiar una carrera de STEM, a veces ni siquiera es por lo que oyeron en la escuela o en sus casas, es porque en las películas, programas de televisión o series, se muestra a las mujeres usando tecnología para tomarse una selfie, mientras que a los hombres se les asocia con videojuegos.

Hay que también animarnos a nosotras mismas, por ejemplo, las chicas cuando buscan trabajo, no se postulan hasta sentir que cumplen a la perfección con todos los requerimientos (hemos hecho investigación de ese tema), mientras que ellos postulan a veces con el 50%. Debemos dejar de exigirnos tanto, la excelencia es buena claro, pero hablamos de convicción y confianza en una misma. Eso es parte del empoderamiento.

Súbete a TU bicicleta

TemachTIani: ¿Qué es lo que más disfrutar de trabajar en el mundo de la tecnología?
Melina: El desafío de la creatividad.

TI es un área para explotar tu curiosidad y pensar en todas las posibilidades que tienes para generar impacto social. Me parece apasionante que actualmente en el mundo la mayoría de las comunicaciones sean tecnológicas, estamos a un ritmo tan acelerado del que podemos ser parte, tanto disfrutando como creando.

Puedes aprovechar la tecnología para cambiar muchas problemáticas sociales. Estudiar y trabajar en esto no se trata de estar sentada en un garage con las luces apagadas, ni somos nerds como se piensa a veces, es un área que requiere mucha colaboración así que lo más probable es que cuando decidas dedicarte a esto, conozcas a personas muy diversas que te ayudarán a crecer (personal y laboralmente).

La tecnología se viraliza y depende de ti que tenga un impacto positivo.

TemachTIani: Para las chicas que quieren estudiar una carrera de TIC pero sienten que nada más no dan una en matemáticas ¿Qué consejo les darías?
Melina: En las carreras de TI se trabaja el pensamiento más que otra cosa, una aprende a razonar con una lógica diferente a la que está acostumbrada, y eso no se define por la calificación que tengas en un ejercicio matemático.

Las matemáticas en general se ven como un montón de problemas que tienen una solución única, un error que nos enseñan desde muy pequeños, porque en la vida todo se puede resolver a través de distintos caminos. Las chicas deberían de empezar a ver a las matemáticas como una nueva forma de probar que son buenas para resolver; ahí tienen la oportunidad de experimentar y proponer soluciones. Y si bien es cierto que las carreras de tecnología tienen una gran parte de fundamentos matemáticos, hay que explorar tu propio camino para no quedarte con la enseñanza tradicional.

Es como andar en bicicleta, si alguien te lo cuenta te parecerá la cosa más aburrida, es hasta cuando te subes a una y encuentras TU PROPIO EJE, que te das cuenta de lo lejos que puedes llegar.

——————————————————————————–

¡Muchas gracias a @melinamasnatta por una entrevista tan bonita!

Síganla en twitter y denle una leída a la página de Chicas en Tecnología para saber más acerca de este movimiento. Para cerrar con broche de oro les compartimos una de nuestras partes favoritas de las entrevistas, un mensaje de Melina para motivarlas:

Nos leemos en la próxima, Suheyt Padilla nos contó acerca de The Inventor’s House, no se la pierdan para saber de que se trata.

Leave a Reply